Los jugadores de Tigre fueron agredidos y amenazados con armas por seguridad privada y policía de Sao Paulo, cuando ingresaban al vestuario visitante del estadio Morumbí, al término del primer tiempo del partido que el equipo brasileño ganaba por 2-0.

“Hay jugadores lastimados. Liberaron la zona y sacaron dos revólveres. No se juega más”, declaró el DT del equipo argentino, Néstor Gorosito.

Con estos goles Sao Paulo se coronó campeón de la Copa Suramericana tras graves incidentes en los vestuario, Sao Paulo ganaba el encuentro por 2-0, tras los incidentes los jugadores de Tigre decidieron no jugar el segundo tiempo por falta de seguridad.

Tigre denuncia maltrato a sus jugadores, a la prensa argentina y a sus aficionados que viajaron desde Argentina a presenciar el bochornoso incidente.

De terror la historia de Tigre en San Pablo. El día previo no pudo practicar en el Morumbí y, después de estar 0-2 en el primer tiempo, le dieron con todo en el vestuario. Inédito, jugadores rivales y terna arbitral estuvieron esperando en la cancha a ver si el equipo de Victoria salía a jugar el segundo tiempo. Pero lógicamente no lo hizo. Y lo increíble es que la Conmebol decidió, a través del árbitro Osses, dar por terminado el partido. Y San Pablo festejó como no debía haber festejado, mientras Tigre seguía sufriendo todo el horror que había vivido.

Via: canalfutbolista.com

Conoce nuestra app en facebook