Un incendio en un club nocturno de Brasil ha dejado un saldo de 245 muertos y un número indeterminado de heridos de acuerdo con informes policíacos.

Esta madrugada el incendio se desató durante un evento en una discoteca de la ciudad brasileña de Santa María dejando varias víctimas mortales cuyo numero han ido en ascenso desde que se supo del incidente.

Se nuestro patrono!

.

Ante tal situación la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff anunció que dejará a un lado su agenda en Chile que mantenía por la cumbre Celac-UE y regresará a su nación para acudir a la ciudad de los hechos.

Las cifras fueron divulgadas por el comandante del Batallón de Operaciones Especiales de la Policía Militarizada del estado de Río Grande do Sul, Cléberson Bastianello, en una rueda de prensa en el Centro Deportivo Municipal, a donde los cuerpos están siendo trasladados para su identificación.

Bastianello admitió que las tareas de remoción en los escombros de la discoteca Kiss aún no han concluido, por lo que también pueden ser retirados más cuerpos del local.

El número de heridos aún no ha sido oficialmente establecido, pero algunas fuentes oficiales citaban inicialmente cerca de 200.

Además de los centros médicos de Santa María, ciudad ubicada a 286 kilómetros de Porto Alegre, la capital regional, los heridos han sido trasladados a hospitales de municipios vecinos.

“Hemos movilizado todo el estado. Pusimos a disposición hospitales de diversas ciudades, incluyendo Canoas, Santo Angelo y Santa Cruz. Todos están colaborando para ofrecer la mejor atención posible”, afirmó el secretario de Salud de Río Grande do Sul, Ciro Simoni.

El incendio ocurrió en una discoteca de Santa María, en el sureño estado de Río Grande do Sul, fronterizo con Uruguay y Argentina, en la que se realizaba una fiesta de los estudiantes de diferentes cursos de la Universidad Federal de Santa María.

De acuerdo con algunos testigos, el fuego comenzó hacia las 02:30 hora local (04:30 GMT), cuando el cantante de la banda que se presentaba usó una luz de bengala para ofrecer un espectáculo pirotécnico y las chispas alcanzaron la espuma utilizada como aislante acústico en el techo del establecimiento.

Las llamas provocaron pánico entre las más de mil personas que estaban en la discoteca que corrieron hacia las puertas de salida, en donde algunas murieron pisoteadas.

La dificultad en la evacuación causó varias muertes por asfixia.

Según el delegado de la Tercera Comisaría de Policía Civil en Santa María, Sandro Meinerz, la mayoría de las personas murió por inhalación de humo al no conseguir salir a tiempo del lugar.

El gobernador de Río Grande do Sul, Tarso Genro, lamentó la tragedia en un mensaje colgado en su cuenta de Twitter y anunció que visitará hoy la ciudad.

Via: Agencias

Conoce nuestra app en facebook