El rapero Lil Wayne, quien recientemente sufrió unas convulsiones que lo obligaron a permanecer hospitalizado durante seis días, aparentemente ocasionadas por una sobredosis, salió del hospital la noche del lunes.

“Gracias al Cedars-Sinai por todo. @LilTunechi ha sido oficialmente dado de alta y se dirige a su hogar. Dios es grande”, tuiteó Mach Maine, presidente del sello discográfico de Wayne, Young Money.

Según informan, el cantante se siente débil, pero se encuentra mejorando y planea mantener bajo perfil hasta estar totalmente recuperado.

Conoce nuestra app en facebook