Agentes estadounidenses pertenecientes a la agencia ATF ( alcohol, tabaco, explosivos y armas de fuego), fueron invitados a colaborar en la investigación sobre la explosión en Pemex de enero de 2013, pero cuando sugirieron que una bomba pudo ser la causa, su papel fue limitado por autoridades mexicanas, asegura hoy el New York Times en un artículo.

Según el NY Times, un oficial estadounidense dijo que a los expertos de EU en explosivos no se les permitió contribuir tanto como hubieran podido en la investigación, creando un sentimiento de que a las autoridades mexicanas les urgía concluir que la explosión se trató de un accidente.

Se nuestro patrono!

.

El 4 de febrero, el procurador general de México anunció que la causa fue una acumulación inexplicable de gas, posilemente metano, que fue iniciada por una chispa en el sótano de uno de los edificios.

El embajador de EU en México fue invitado a la conferencia de prensa,pero un oficial del Departamento de Estado dijo que el nivel de involucramiento de EU en la investigación no requería la presencia del embajador.

Para el NY Times, el caso de Pemex sólo es una de varias muestras de que la cooperación entre México y EU en materia de seguridad y combate al narcotráfico está en riesgo.

En el artículo, el NY Times señala que EU teme que los niveles de inseguridad no se han reducido, pero que la estrategia parece ser poner la imagen por encima de los hechos.

Según el diario, un oficial de EU hablando en el anonimato señaló que lo que al gobierno mexicano le preocupa es “lo cosmético”.

La pieza publicada hoy, a unas horas de la visita del presidente Obama a México, apunta la preocupación de Estados Unidos de que los niveles de cooperación entre ambos países vaya en retroceso en comparación con lo que se hizo durante la administración de Felipe Calderón.

Según el NYTimes, a partir de la entrada de la administración del presidente Peña Nieto, las cosas han cambiado, y cuenta cómo algunos preocedimientos, como la aplicación del polígrafo a agentes mexicanos, parece ya no estarse dando.

También señala algunas medidas que ha tomado el gobierno mexicano, como el pedir el retiro de oficiales de EU de una central de inteligencia en Monterrey, donde laboraban analizando datos sobre narcos junto con policías y militares mexicanos.

Lee aquí el artículo del New York Times (en inglés)

Via: Animal Politico

Conoce nuestra app en facebook