El actor español Alfredo Landa, ganador de dos premios Goya al mejor intérprete y mejor actor en Cannes por “Los santos inocentes”, murió este jueves a los 80 años de edad, informó la Academia de Cine española.

Landa, protagonista de películas como Luz de domingo o El crack, fue referente del cine español, al punto de haber dado nombre a un subgénero de la comedia, “el landismo”, que tuvo su auge en las décadas de los 60 y 70.

Se nuestro patrono!

.

Las películas “landistas”, en las que el actor encarnaba a un antihéroe bajito y gruñón, acabaron convirtiéndose en reflejo de la época, mediante personajes reprimidos que encarnaban las frustraciones nacionales y generacionales de los españoles con títulos como Cateto a babor y Vente a Alemania, Pepe, donde coincidió con otro referente del “landismo”, su compañero José Sacristán.

A mediados de los 70 y ya en los 80, Landa, que había abandonado la carrera de derecho para hacerse actor, dio un giro hacia papeles dramáticos que le dieron el beneplácito de la crítica y le permitieron ganar algunos de sus principales premios.

Éxito en televisión

Así, en 1984, este navarro hijo de un comandante de la guardia civil ganó, ex aequo con Francisco Rabal, el premio al mejor actor en el festival de Cannes por su interpretación en Los santos inocentes.

Cuatro años después, Landa, que comenzó su carrera como actor de doblaje, se alzó con el primero de sus premios Goya, considerados los Óscares del cine español, al mejor actor por El bosque animado. En 1993 volvió a ganar este mismo galardón por La marrana.

Alfredo Landa compaginó su actividad en el cine con papeles en televisión en series como Lleno, por favor y El Quijote.

El actor decidió retirarse en 2007, año en que fue galardonado con un Goya de Honor a toda su trayectoria, a lo largo de la cual participó en más de 130 películas.

Via: AP

Conoce nuestra app en facebook