Los diseñadores italianos Domenico Dolce y Stefano Gabbana podrían ir dos años y medio de cárcel por presunta evasión de impuestos, dijo el miércoles la fiscalía de Milán.

Dolce y Gabbana están acusados de no declarar impuestos por las regalías de unos 1.290 millones de dólares. Los diseñadores, que cuentan con la cantante Madonna y la modelo Naomi Campbell entre sus clientes, han negado las acusaciones.

La fiscalía dice que vendieron las marcas D&G y Dolce&Gabbana a la compañía tapadera Gado, establecida en 2004 en Luxemburgo, para evitar pagar impuestos en Italia.

Conoce nuestra app en facebook