En la rueda de prensa de Mariano Rajoy, Moncloa ha decidido saltarse el turno de preguntas habituales de los periodistas para dar directamente la palabra al diario Abc con una cuestión precocinada y ofrecer así la oportunidad de que el presidente del Gobierno diese su versión de los hechos sin matices. Rajoy respondía echando mano de notas escritas desde su atril.

Al término de la comparecencia, cuando los periodistas se han dirigido al representante de ‘Abc’ para encontrar una explicación a su pregunta, éste ha detallado que había recibido una llamada previa de su director, Bieito Rubido, dictándole el texto que debía formular a Rajoy y que simplemente se había limitado a ello. Una pregunta, por cierto, sin aristas, matices o detalles del caso que tiene a Rajoy con toda la oposición exigiendo su dimisión.

Se nuestro patrono!

.

Las ruedas de prensa del presidente del Gobierno con un mandatario extranjero tienen importantes limitaciones. A la prensa española tan sólo se le permite realizar dos preguntas, por lo que siempre hay una reunión previa de los periodistas para acordar quién toma la palabra y sobre qué temas. En esta ocasión, la primera pregunta la iba a realizar EL MUNDO y la segunda, la Agencia Efe. Pero no fue así, Rajoy se saltó directamente el turno para dar la palabra a ‘Abc’.

Desde que el caso tomara un nuevo impulso a raíz de las revelaciones de EL MUNDO, el Gobierno y el PP han ido ‘castigando’ o censurando las preguntas de los periodistas de este diario. Hoy no es el primer ejemplo. Ya en la rueda de prensa del pasado viernes tras el Consejo de Ministros no se dio la palabra a este periódico. Y hoy ha ocurrido lo mismo por partida doble, más flagrante aún por el pacto entre los informadores presentes en Moncloa. Primero en la rueda de prensa del vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano. Después, en la de Rajoy.

Via: El Mundo

Conoce nuestra app en facebook