El gobierno creará un centro de producción de telenovelas y series que buscará conquistar mercados internacionales a fin de promover un entretenimiento “ameno y educativo”, informó el sábado el presidente de la República.

“Ya vamos a una sorpresa muy pronto. Invito a todos los actores, actrices, de televisión, de teatro y de cine con experiencia, guionistas, camarógrafos, expertos en fotografía, directores y directoras, porque vamos a instalar un gran centro de producción de novelas venezolanas y latinoamericanas”, dijo el mandatario en un acto público.

Se nuestro patrono!

.

El presidente que llego al poder en medio de una polémica elección, realizó este sábado visitas a hogares en un sector popular de las afueras de Caracas, sostuvo que con este esfuerzo se logrará tener una televisión que brinde un entretenimiento “ameno y educativo” y así terminar con la “violencia” que, en su opinión, prevalece en la televisión local.

“Lo vamos a apoyar con todo (al centro productor) para que salgan de Venezuela las mejores novelas, los mejores seriales que se hayan conocido en la historia de la televisión de nuestro país”, añadió.

En distintas ocasiones, el presidente venezolano ha acusado a las televisoras privadas y a los sistemas de televisión satelital de promover a través de su programación la “cultura de la violencia”.

“El que muestre la peor novela con más violencia es el que atrae más la atención (…) eso es televisión para la muerte”, añadió Maduro, quien sugirió que los argumentos de las telenovelas que producirá el gobierno bien pueden estar inspiradas en la vida de gente común o en figuras históricas como el libertador Simón Bolívar.

Ya el fallecido presidente Hugo Chávez había hecho un llamado a producir la llamada “telenovela socialista” que no era más que un tipo de historias que fomentara valores como la solidaridad y la igualdad.

Decía Chávez: “Las películas del capitalismo nos meten en la cabeza veneno, el consumismo. Hacen telenovelas para envenenar a nuestros niños, para incitarlos al consumo de drogas, al tabaquismo, a fumar, a la droga, a la delincuencia. Esto son estrategias de guerra psicológica diseñadas por el capitalismo y sus lacayos”.

Román Chalbaud, reconocido cineasta venezolano simpatizante del Gobierno, recibió en su momento total apoyo estatal para producir una telenovela llamada Amores de barrio adentro, que resultó un fracaso.

Via: AFP

Conoce nuestra app en facebook