Falleció la primera actriz española Amparo Rivelles en Madrid. Su nombre completo era María Amparo Rivelles y Ladrón de Guevara.

Nació en Madrid el 11 de febrero de 1925 por lo que tenía 88 años de edad. Tuvo una amplia trayectoria teatral y cinematográfica que inició en 1939.

Al lado de Aurora Bautista, se convirtió en la principal figura femenina del cine español de la posguerra.
Conocida en México como La reina de las telenovelas mexicanas, logró enorme popularidad y elogios por sus trabajos para la televisión.

amparo-rivelles

Se nuestro patrono!

.

De vuelta a su país natal, protagoniza la adaptación de Los Gozos y las sombras y fue la primera actriz galardonada con el Premio Goya de la Academia de Cine por Hay que deshacer la casa de 1986. Hasta su retiro en 2006 interpretó infinidad de obras de teatro.

Amparo Rivelles nació en Madrid en el seno de una familia con gran tradición en la escena. Hija de los actores Rafael Rivelles y María Fernanda Ladrón de Guevara y fue hermana por parte de madre de Carlos Larrañaga y tía de Amparo Larrañaga y Luis Merlo.

A los 14 años se incorporó profesionalmente a la compañía teatral de su madre y un año después apareció en su primera película.

Al comienzo de la década de 1940 firmó contrato en exclusiva con la productora Cifesa, interpretando papeles protagonistas que la conducen rápidamente al éxito y al reconocimiento.

Filmó bajo las órdenes de Orson Welles en la versión española de Mister Arkadin (1955) y de Tulio Demicheli en La herida luminosa (1956).

Se trasladó a América para trabajar en la televisión cubana y estableció su residencia durante veinte años en México, donde hizo teatro, muchas películas y famosas telenovelas en compañía de Ernesto Alonso.

En 1979 regresó a España se produce en 1979 con la obra Salvar a los delfines, de Santiago Moncada, siendo ya considerada una de las actrices más prestigiosas del panorama español.

Su única nieta, residente en México, falleció en el verano de 1981 con sólo ocho años de edad víctima de lupus eritematoso.

Gracias a su carrera teatral, en 1986 logró el primer Premio Goya a la mejor actriz por la película Hay que deshacer la casa.

Dijo adiós al teatro en enero de 2006 tras una representación de La duda en Santander, misma ciudad de su debut en escena.

Conoce nuestra app en facebook