La muerte de la actriz Brittany Murphy, acontecida el 20 de diciembre de 2009, no sólo fue sumamente repentina sino que siempre estuvo plagada de dudas. Sin embargo, el padre de la actriz, Angelo Bertolotti, nunca creyó en el reporte que aseguraba que su hija había fallecido a causa de una neumonía agravada por intoxicación, la misma causa que produjo la muerte del marido de Murphy, Simon Monjack, tan solo cinco meses después.

Con esa seguridad como impulso para la investigación, Bertolotti ordenó que se examine con detenimiento el nivel de toxinas y metales que presentaban los cuerpos de su hija y el de Monjack, proceso que la policía de Los Ángeles nunca había llevado a cabo. La gran revelación fue publicada recientemente por The Examiner, portal donde se dio a conocer el resultado del mencionado análisis: tanto Murphy como Monjack contaban en su organismo con diez metales en niveles anormales, tomando como parámetro un informe de la Organización Mundial de la Salud.

brittany-murphy

Se nuestro patrono!

.

Según detalla el informe, los mencionados metales son frecuentemente encontrados en insecticidas y en químicos para exterminar roedores. Los síntomas que puede padecer un individuo incluyen: dolores de cabeza, mareos, complicaciones respiratorias y eventualmente neumonía. Tanto Brittany como su esposo manifestaron dichos síntomas.

Todavía no se confirmó una posible reapertura del caso, pero el padre de Murphy, al conocer el resultado del análisis, fue bien claro: “mi hija no padecía de anorexia ni se drogaba ni tantas cosas que han dicho. No voy a descansar hasta que se llegue a la verdad. Va a haber justicia para Brittany”.

Teniendo en cuenta que el envenenamiento es la teoría más fuerte, ya empezaron a generarse un sinfín de especulaciones. Una de ellas apunta a la madre de Murphy, quien presentó una conducta errática luego del fallecimiento de su hija, admitiendo que, semanas posteriores al hecho, había compartido momentos íntimos con Monjack para mitigar el dolor.

Conoce nuestra app en facebook