Austria se quedó con la versión 59 del concurso de la canción Eurovisión que se realizó en Copenhague, por segunda vez en la historia de esta competencia, que se realiza desde 1956.

La excéntrica candidata austriaca a Eurovisión, la “drag queen” Conchita Wurst, cuyo nombre real es Tom Neuwirth, ganó con la balada pop “Rise Like a Phoenix”.

En el segundo lugar quedaron los representantes de Holanda, The Common Linnets con “Calm After the Storm”, seguidos por la sueca Sanna Nielsen con “Undo”.

Se nuestro patrono!

.

En la final de hoy participaron 26 competidores y el ganador del Grand Prix fue elegido por un jurado y por los televidentes de 37 países. Antes de que finalizara la votación de los televidentes, Wurst ya había sido declarado ganador, ya que había conquistado una cantidad de puntos, que era inalcanzable.

En comparación con ediciones anteriores, el espectáculo de este año fue más reducido y se realizó frente a unos 10.000 espectadores en un antiguo astillero de la ciudad, que fue renovado y dotado con un impactante escenario de alta tecnología.

El 60 concurso de Eurovision se realizará, según los datos preliminares de la unión radiofónica europea (European Broadcasting Union/EBU), una alianza de televisiones públicas europeas que organiza el evento, el 16 de mayo de 2015.

Debido a que el país ganador es, por norma, el que organizara el siguiente concurso, se espera que el año próximo la sede sea Viena, salvo que Austria se decida por otra ciudad.

Via: DPA

Conoce nuestra app en facebook