El piloto alemán Michael Schumacher ha salido del coma y ha abandonado el hospital universitario de Grenoble, según ha anunciado hoy la portavoz de su familia, Sabine Kehm. El siete veces campeón del mundo de Fórmula 1 permanece despierto, tiene fases de conciencia cada vez más largas y ha podido comunicarse con su familia. “Entiende las voces y reacciona al contacto de su mujer Corinna y sus dos hijos, Gina Maria y Mick“, revela el semanario Bild.

Hospitalizado en Francia desde el pasado 29 de diciembre tras sufrir un aparatoso accidente de esquí en la estación de Méribel (Saboya), el piloto alemán había sido trasladado días atrás de la Unidad de Cuidados Intensivos a la Unidad de Rehabilitación del centro hospitalario galo, al hallarse aparentemente fuera de peligro. Según Kehm, que destacó en un comunicado el “excelente trabajo de los doctores, enfermeras y terapeutas franceses en estos primeros meses”, Schumi proseguirá su rehabilitación en otra parte.

Michael_Schumacher

Se nuestro patrono!

.

“La familia también desea dar las gracias a toda la gente que le ha enviado sus buenos deseos a Michael. Estamos seguro de que le ayudaron”, concluye la nota, tras precisar que al septacampeón le espera ahora una “larga fase de recuperación” que se llevará a cabo “fuera del dominio público”. ¿Dónde? Según la cadena de información francesa BFMTV, el Barón Rojo viaja en estos momentos rumbo a Lausana (Suiza). Pero la emisora germana Radio 7 se muestra más precisa, sugiriendo que el piloto podría seguir con su terapia de masaje y tonificación muscular en la Kliniken Schmiede de Allensbach, un centro especializado en rehabilitación neurológica a orillas del del Lago Constanza.

El pasado mes de abril la familia indicó a través de Sabine Kehm que el paciente había mostrado los primeros signos de conciencia, pero se mostró entonces prudente y aludió a una recuperación larga y difícil ya que “se había lesionado de forma muy grave”. Efectivamente, su cabeza golpeó contra una roca y, desde el primer momento, el doctor Stéphan Chabardès y su equipo temieron que pueda sufrir daños cerebrales.

Tras dos intervenciones de neurocirugía y cinco meses y medio hospitalizado en la quinta planta del CHU Grenoble, bajo estrictas medidas de seguridad, Michael Schumacher, que cumplió su 45 años en coma, inicia ahora una nueva etapa de su vida para tratar de volver a ser el que era. ¿Le quedarán secuelas motrices o cerebrales? No se sabe.

Respecto a eso, Kehm ya ha señalado tajantemente la “absoluta necesidad de respetar la intimidad de Michael y los suyos y dejar trabajar al equipo médico con total serenidad”. Como se recordará, en enero, un periodista trató de colarse en la habitación del sempiterno Kaiser de Ferrari disfrazado de sacerdote. Para evitar que se produzcan en el futuro situaciones parecidas, Corinna Schumacher habría encargado ya la construcción de una suite hospitaliaria completamente equipada, valorada en 12 millones de euros, para acoger más pronto o más tarde a su esposo en el château que el matrimonio posee en Gland (Suiza).

Conoce nuestra app en facebook