Un par de semanas después de conocerse la muerte de Robin Williams, el actor y director contó que, hace nueve años, casi se quita la vida.

En 2005, mientras rodaba la película Syriana,Clooney se cayó y se dio de frente contra el suelo. A partir de ese día, su vida casi se convierte en un infierno.

“Pensé que tenía un infarto. Era como tener la sirena de un tren dentro de mi cabeza. No podía sostenerme en pie”, recordó el galán, que se sometió a una infinidad de estudios que no daban en la tecla con su diagnóstico. Finalmente, el hermano neurólogo de Lisa Kudrow descubrió que Clooney perdía líquido cefalorraquídeo por la nariz y, por si fuera poco, descubrió una terrible lesión en la espalda.

george-clooney

A raíz de estas complicaciones, el actor debió someterse a un tratamiento que le implicó pasar tres semanas atado a la cama del hospital sufriendo constantes dolores y mareos. En medio de ese calvario, Clooney confesó que llegó a pensar en quitarse la vida. “Llegó un momento en que pensé que no podía existir así, vivir así”, reveló la estrella de Hollywood a la revista española Lecturas.

Si bien aseguró que ahora no tiene secuelas de esa lesión, Clooney decidió internarse en el hospital de Dusseldorf, de Alemania, para realizarse una serie de chequeos. Posteriormente, se casará con su novia, Amal Alamuddin.

Via: Agencias

Conoce nuestra app en facebook