La cantante Isabel Pantoja, la última gran voz de la copla y diva del folclore popular español, deberá ingresar a prisión para cumplir una condena de dos años por lavado de dinero.

Un juez de la Audiencia provincial de Málaga, en el sur de España, rechazó el miércoles el último recurso de Pantoja y dio tres días a la cantante para entrar voluntariamente a la cárcel. Si no cumple el plazo, la justicia ordenará su búsqueda y captura.

Pantoja, de 58 años, podrá elegir el centro penitenciario, algo habitual en la legislación española. Todavía no se conoce la cárcel en la que cumplirá condena.

La cantante fue condenada el año pasado por el lavado de más de 2 millones de dólares del ayuntamiento de Marbella entre 2002 y 2003. El alcalde, Julián Muñoz, era entonces su pareja sentimental. Además de la pena de cárcel, el juez le impuso una multa de 1.14 millones de euros (1.4 millones de dólares), que la cantante ha empezado a pagar en plazos.

Las personas condenadas a dos años de cárcel pero sin antecedentes penales no suelen entrar en prisión. Pero la justicia hizo una excepción. Calificó de “enorme gravedad social” el aprovechamiento privado de dinero público que hizo una persona tan popular como Pantoja. Y estimó que la condenada no podía eludir el castigo.

AP

Conoce nuestra app en facebook