Mientras que Walmart México quiere todo el peso de la ley a una madre que robo una botella de agua de una de sus tiendas, Liverpool habría encubierto el asesinato de una de sus empleadas.

Familiares de Angélica Trinidad Romero Severiano, empleada de limpieza de Liverpool Perisur aseguran que la tienda encubrió la muerte de la joven de 24 años, quien falleció dentro de la tienda durante El Buen Fin 2014, para no cerrar por una investigación y así afectar sus ventas.

liverpool_mexico

Se nuestro patrono!

.

El Buen Fin 2014 se realizó del 14 al 17 de noviembre y la familia de la occisa señala que Angélica Trinidad Romero Severiano trabajada en el turno de la noche del 15 de noviembre de 2015 y que a ellos les avisaron de su muerte el domingo 16 de noviembre, por lo que la joven habría fallecido durante El Buen Fin y no un día antes del inicio de este programa de ofertas.

La familia de la occisa asegura que Liverpool contrató a un médico particular para que expidiera un certificado de defunción, consignando como causa de muerte un infarto fulminante. Además, dio fe de que el lugar de su muerte fue su domicilio particular, no la tienda.Después, Liverpool solicitó a funerales Gris con ubicación en la delegación Tlalpan, que retiraran el cuerpo y lo cremaran.

Liverpool jamás dio aviso al Ministerio Público de Tlalpan para que hiciera las diligencias del levantamiento del cadáver, como asegurar la escena del crimen y levantar pistas sobre la muerte, según lo narrado por familiares.

Los familiares aseguran que se enteraron de la muerte de Angélica Trinidad tras una llamada de Liverpool, en donde les avisaron que Angélica, de 24 años, había muerto un día antes por un infarto, pero que no tenían de qué preocuparse pues ya la estaban preparando en una funeraria privada, cuyos gastos de cremación absorbería la empresa.

La Procuraduría de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) concluyó que la muerte fue resultado de un homicidio, ya que la necropsia que se le practicó a la víctima, reveló que la causa del fallecimiento fue por asfixia por estrangulamiento.

La dependencia reconoció que el dictamen de necropsia contrasta con la decisión del área jurídica de la empresa, la cual “se encargó de contactar a un médico particular y solicitar los servicios de una agencia funeraria para retirar el cuerpo del lugar”.

De los hechos, tuvo conocimiento la gerencia de la tienda el pasado 16 de noviembre, informándolo a su vez al área jurídica que tomó la determinación de mover el cuerpo de la mujer.

Lo anterior generó inconformidad entre los familiares de la occisa, Angélica Trinidad Romero, por lo que presentaron la denuncia correspondiente ante el agente del Ministerio Público, adscrito a la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Coyoacán.

Via: Terra/Aristegui

Conoce nuestra app en facebook