El FC Barcelona en un breve comunicado, ha anunciado la rescisión de contrato de Andoni Zubizarreta como director deportivo del club azulgrana puesto que tenia desde 2010. Comenzó con Sandro Rosell, se marcha con Josep Maria Bartomeu, quien según el texto ha sido quien ha decidido fulminar a Zubizarreta.

El mismo que le apuntó con sus palabras horas antes en Anoeta, tras la derrota ante la Real Sociedad. Todavía caliente la resolución del Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) que confirma que el club no podrá contratar a jugadores durante todo este año, señaló al ahora presidente y entonces vicepresidente deportivo. De paso, avisó que su cargo “siempre está a disposición” del mandatario.

zubizarreta

Se nuestro patrono!

.

Hacía tiempo que el ya ex director deportivo no tenía el beneplácito de algunos miembros de la junta directiva, aunque la intención era juzgar su labor cuando las competiciones se fueran resolviendo. No ha sido así al final y esta tarde ha puesto fin a una tarea que tenía su principal reto este curso, con la elección de un entrenador, Luis Enrique, y el gasto de hasta 171, 25 millones de euros en contrataciones, de los cuales 157,25 son fijos y los otros 14 son variables dependiendo de los objetivos. Una revolución faraónica con la vista puesta en renovar al grupo y no firmar inicialmente a nadie en 2015. De las siete incorporaciones realizadas, algunas fueron muy discutidas. Sin ir más lejos, y por poner dos ejemplos, las de Douglas y Thomas Vermaelen este verano. Un desconocido que todavía no ha demostrado su valía hasta la fecha en una posición donde Dani Alves es intocable, y un defensa central que al día siguiente de ser presentado inició un calvario con una lesión.

En su haber, Zubizarreta incorporó al Barça jugadores como Adriano, Javier Mascherano, Afellay, Alexis Sánchez, Cesc Fàbregas o Alex Song, por citar algunos nombres. No obstante, se le achacó no participar activamente en algunas operaciones de nivel, como la contratación de Neymar o la selección de Gerardo Martino como entrenador barcelonista hace un año, pues se encargó de aquello el ex presidente Rosell. La elección de Luis Enrique, por cierto, casi fue televisada en directo cuando las cámaras descubrieron un encuentro en el domicilio de Gavà del ahora técnico.

La marcha de Zubizarreta, quien en las últimas fechas estaba acomodando a Carles Puyol en su reinvención profesional en la dirección deportiva, es el último movimiento en el tablero de los cargos de confianza de Josep Maria Bartomeu. En las últimas fechas está rodeándose de gente de su confianza, como si quisiera desprenderse del halo que dejó su antecesor, Sandro Rosell. Dentro de 18 días se cumplirá su primer aniversario como presidente de la entidad. Antes, el miércoles, tiene previsto comparecer en público antes de la junta extraordinaria de la directiva, posterior a un nuevo movimiento sísmico en los cimientos de la entidad. Los temblores, deportivos o institucionales, no cesan.

Via: El Mundo.es

Conoce nuestra app en facebook