Una semanas después de haber asumido el cargo de gobernador del Estado de México, a finales del 2005, el hoy presidente Enrique Peña Nieto compró una propiedad en un exclusivo club de golf de un empresario que ha sido beneficiado con contratos estatales y federales.

El diario The Wall Street Journal publicó este martes que la residencia de fin de semana, ubicada en Ixtapan de la Sal, fue vendida a Peña Nieto por Roberto San Román Widerkehr, desarrollador de un club de golf exclusivo que posteriormente recibió contratos de obra pública por más de 100 millones de dólares.

pena-nieto-riendo

Se nuestro patrono!

.

La empresa Constructora Urbanizadora Ixtapan fue fundada en 1998 y antes de la gubernatura de Peña Nieto, sólo había obtenido varios contratos públicos menores en el Estado de México, detalló el diario estadounidense.

El mismo diario, The Wall Street Journal, publicó a inicios de diciembre que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, compró una casa a Juan Armando Hinojosa, contratista señalado como el constructor de la “casa blanca” de Angélica Rivera.

Se reproduce la traducción realizada por el diario Reforma.

La casa en el club de golf de Ixtapan de la Sal que el Presidente Peña compró en 2005 era propiedad de un empresario que posteriormente recibió contratos de obra pública por más de 100 millones de dólares en el Estado de México, reveló The Wall Street Journal.

Roberto San Román Widerkehr, el vendedor de la residencia y desarrollador del club de golf Gran Reserva de Ixtapan, fundó Constructora Urbanizadora Ixtapan en 1998, empresa que antes de la gestión de Peña solamente había ganado algunos contratos públicos menores en el Estado de México, detalló el diario.

Ésto se da a conocer en medio de la polémica por la casa que la Primera Dama Angélica Rivera compró al contratista Juan Armando Hinojosa, quien también vendió una casa a Luis Videgaray, titular de Hacienda.

Pero su negocio se disparó entre 2005 y 2011, cuando ganó 107 millones de dólares en licitaciones alrededor del estado, incluyendo varias vías y carreteras y parte de un contrato para construir dos hospitales en los pueblos de Amecameca y Chimalhuacán, según registros del Gobierno estatal.

Además, desde que Peña Nieto se convirtió en Presidente, en 2012, la firma de los San Román ha ganado al menos 11 contratos federales por un valor de unos 40 millones de dólares con negocios en varios estados de México, según documentos públicos. La empresa nunca había ganado un contrato directamente del Gobierno federal antes de que Peña Nieto asumiera el poder.

También recibió un contrato para construir un estacionamiento en el aeropuerto de Toluca. El Gobierno federal tenía una participación de 25 por ciento en la empresa que operaba el aeropuerto.

Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia, negó al WSJ que exista alguna relación entre la transacción privada de la casa en Ixtapan de la Sal y el éxito del contratista para ganar contratos, y la familia San Román optó por no emitir comentarios al respecto.

Peña Nieto reveló la compra de la casa en el club de golf Gran Reserva de Ixtapan cuando adquirió la propiedad de 2 mil 38 metros cuadrados en cumplimiento con la obligación de declarar sus bienes. No obstante, la identidad del vendedor no se conocía hasta ahora.

Peña compró una casa de 372 mil dólares a precio de mercado, dijo Sánchez, y la transacción no representaba ningún conflicto de interés.

“La relación de Peña Nieto con algunos miembros de la familia San Román se remonta a varias décadas atrás”, afirmó.

Los San Román han sido desde hace mucho tiempo cercanos a altos miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Peña Nieto.

El ex Gobernador Alfredo del Mazo González, que tiene lazos familiares con Peña Nieto, fue durante un tiempo accionista de Inmobiliaria Club de Golf Ixtapan, la firma de bienes raíces controlada por los San Román, según documentos públicos.

El diario agregó que San Román Widerkehr murió en 2010 y su hijo Ricardo San Román Dunne tomó el control de los negocios.

En el resort de golf, la casa más barata a la venta, de 210 metros cuadrados, tiene un precio de 241 mil dólares o 3.5 millones de pesos, dijo un vendedor del resort.

El terreno más barato, de 400 metros cuadrados, está a la venta por 88 mil dólares.

Via: Aristegui Noticias

Conoce nuestra app en facebook