Edgar Froese, uno de los fundadores de grupo alemán de música electrónica Tangerine Dream, murió en Viena a la edad de 70 años.

Su hijo Jerome dijo que el músico y compositor había muerto inesperadamente de una embolia pulmonar.

Se nuestro patrono!

.

En una ocasión, Froese dijo “no hay muerte, solo un cambio de dirección cósmica”.

Froese nació el Dia D, 6 de junio de 1944, en Tilsit, otrora Prusia Oriental.

El padre de Froese y otros familiares murieron a manos de los nazi y la familia perdió todas sus posesiones durante la guerra.

Edgar conformó el conjunto, en septiembre de 1967, con otros estudiantes en Berlín, donde su familia se había mudado.

Tangerine Dream es considerada una de las bandas responsables -junto con Kraftwerk- de forjar el sonido de la música electrónica y llevarlo a públicos más extensos. Pioneros de géneros como el ambient, el space rock y el krautrock, la agrupación -que pasó por diversas alineaciones diferentes, siendo Froese el único miembro fijo durante toda la existencia del proyecto- publicó 36 álbumes de estudio, siendo los más reconocidos Phaedra (1974), Rubycon (1975) y Stratosfear (1976).

Froese, que fue estudiante de arte y recibió clases del mismísimo Salvador Dalí en Berlín, tenía una obsesión con la tecnología y siempre trató de implementarla a su trabajo musical. Fue de los primeros músicos en trabajar con secuenciadores, construyó sus propios instrumentos y grababa sonidos aleatorios en cinta para después procesarlos y editarlos en sus presentaciones en vivo, que por lo regular se llevaban a cabo en el legendario club Zodiac.

Las contribuciones que hizo Froese a la música electrónica son esenciales para la actual concepción de esta y siempre será recordado como uno de los pilares en la historia de este género.

Tangerine Dream era reconocida por su postura intransigente contra la música pop.

En una ocasión dieron un concierto en la casa del artista surrealista español Salvador Dalí.

Queridos amigos:

Este es un mensaje para ustedes que nos duele mucho comunicarles. El pasado 20 de enero en la tarde, Edgar Froese murió inesperadamente a causa de los efectos de una embolia pulmonar en Vienna. La tristeza en nuestros corazones es inmensa.

Edgar alguna vez dijo: “La muerte no existe, se trata sólo de un cambio en nuestra dirección cósmica”

Esto nos consuela un poco, Edgar.

Via: BBC

Conoce nuestra app en facebook