El Super Bowl XLIX entre los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Halcones marinos de Seattle no sólo será recordado por ser uno de los más emocionantes de la historia, sino por romper varios récords.

En primer lugar, Tom Brady extendió sus propias marcas al alcanzar 247 pases lanzados, 164 pases completos y 1,605 yardas de por vida en el Super Bowl.

Brady también estableció un par de marcas más, al completar 37 pases en un mismo partido de Super Bowl y alcanzar la extraordinaria cifra de 13 pases de touchdown en el “Super Domingo”.

Se nuestro patrono!

.

Por su parte, los Patriotas también establecieron nuevos récords como equipo al sumar la cantidad más alta de jugadores con al menos una recepción de anotación, con cuatro. Los 21 primeros intentos alcanzados por vía del pase también son una nueva marca de la NFL, cortesía de Nueva Inglaterra.

El pateador de despeje Ryan Allen también ingresó al libro de los récords con un despeje de 64 yardas, el más largo en la historia del Super Bowl.

Seattle se convirtió en el equipo con menos regresos de patada al no tener ninguno, como resultado sumó otra marca nada honrosa al no tener ninguna yarda en regresos de patada.

Ambos equipos se combinaron para tres regresos de patada con 49 yardas, ambas estadísticas las más bajas en la historia del Super Bowl.

Pero no sólo se rompieron marcas, también se igualaron algunos récords históricos que parecían difíciles de alcanzar.

Brady igualó al liniero defensivo Mike Lodish y el receptor abierto Don Beebe al aparecer en su sexto Super Bowl, también alcanzó a Joe Montana con su tercer premio al Jugador Más Valioso (MVP).

Bill Belichick llegó a su sexto Super Bowl, empatando a Don Shula, y su cuarto título, igualando a Chuck Noll.

Los Patriots aparecieron en su octavo Super Bowl, misma cantidad que los Pittsburgh Steelers.

New England también igualó la mayor remontada en la historia del Super Bowl al recuperarse de una desventaja de 10 puntos, hazaña lograda anteriormente por los Washington Redskins que vencieron a los Denver Broncos en el Super Bowl XXII y los New Orleans Saints que se impusieron a los Indianapolis Colts en el Super Bowl XLIV.

Pero no todos son récords positivos, el Super Bowl XLIX sólo tuvo un intento de gol de campo en el partido, igualando a las ediciones VIII (Minnesota Vikings vs. Miami Dolphins), XXIV (San Francisco 49ers vs. Denver), XXXIX (Philadelphia Eagles vs. Patriots) y XLII (Patriots vs. New York Giants).

New England empató la marca nada honrosa de sólo conseguir un primer intento por tierra y no sumar ninguna anotación por esa vía.

También fue el partido N° 15 en la historia que no suma ningún balón suelto.

Via: ESPNdeportes

Conoce nuestra app en facebook