La Fiscalía de Marsella ha confirmado que el copiloto de la aeronave de Germanwings, Andreas L., se encerró en la cabina y accionó el botón para descender, una acción que sólo se puede hacer de manera voluntaria. El fiscal ha explicado que en los audios que poseen se escucha dentro de la cabina la respiración del copiloto, por lo que estaba vivo en el momento del accidente.

El copiloto, Andreas L., era de Montabaur, en la región de Renania Palatinado, y trabajaba para la compañía desde septiembre de 2013. Acumulaba 630 horas de vuelo y se había formado en Bremen y en la Escuela de Vuelo de Lufthansa, por lo que era considerado como un joven muy bien preparado para el trabajo.

andrea-lubitz

Se nuestro patrono!

.

“No sé si es un acto suicida. Solo puedo decir que voluntariamente permitió una pérdida de altitud anormal, de mil metros por minuto, y no tenía ninguna razón para hacerlo ni para impedir que el piloto volviera a cabina ni para no responder a la torre de control”, aseguró el fiscal de Marsella Brice Robin.

El fiscal Brice Robin contó que en los últimos minutos de la grabación de la caja negra “se escucha la respiración del copiloto, lo que revela que estaba vivo”. Se escuchan “las llamadas de la torre de control, sin respuesta”. “Se oyen golpes para echar abajo la puerta”.

“Los gritos de los pasajeros solo se escuchan en el último momento del impacto. En la cabina, nada, silencio total, ni una sola palabra en 10 minutos pero se escucha respirar”, afirmó el fiscal Brice Robin.

Conoce nuestra app en facebook