Los actores y directores de cine dan entrevistas para promocionar sus películas, van para que les den palmaditas en la espalda, les pregunten porque es tan maravilloso su nueva película, los retos de esta, y una sarta de preguntas hechas con respuestas hechas que a nadie le importan pero que sirven para vender boletos.

Es cierto que la producción los obliga a hacerlas, a veces hacen decenas en un mismo día, cosa que resulta monótono para ellos.

Ya lo habíamos visto con Quentin Tarantino que se molesto por preguntas de otro nivel intelectual, sobre política para su película de Dyango unchained y hechas por el mismo entrevistador, Krishnan Guru-Murthy.

Ahora fue el turno de Robert Downey Jr. quien se molesto por preguntas de su pasado de abuso de drogas y alcohol y de su paso por la cárcel.

Se nuestro patrono!

.

De vez en cuando nos gustaría ver una entrevista real.

Conoce nuestra app en facebook