El satélite Centenario no llegó a su destino por fallas que se presentaron minutos después del despegue del cohete Protón, y que serán investigadas a fondo por una comisión integrada por especialistas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la empresa propietaria y responsable del lanzamiento International Launch Services (ILS), informó esta madrugada la dependencia.

En unos momentos el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruíz Esparza, ofrecerá más detalles sobre lo ocurrido. Hasta ahora se sabe que durante la tercera etapa del lanzamiento, aproximadamente 490 segundos después de haber despegado el cohete portador Protón-M, “falló la misión”.

sct-satelite

El cohete había despegado a las 00:47 horas de este sábado, tiempo del centro de México, del cosmódromo de Baikonur, Kazajistán. El secretario siguió el despegue desde el Centro de Control Hermosillo que, junto con el de Iztapalapa, se haría cargo de la operación del Centenario, y todo indica que antes de abandonar las instalaciones del lugar, cuando la transmisión directa desde Baikonur a cargo de ILS había sido concluida, la misión del cohete ruso ya había fallado.

La dependencia informó que el satélite Centenario cuenta con los seguros comerciales de cobertura amplia que amparan al ciento por ciento la inversión realizada por el Estado mexicano en la fabricación y el lanzamiento, medida preventiva contenida en el programa satelital Mexsat.

Dentro del programa satelital mexicano está contemplado para octubre próximo el lanzamiento del satélite Morelos 3, desde Cabo Cañaveral, a cargo de la empresa Lockheed Martin Commercial Launch Services, con el propósito de cumplir con las mismas funciones de conectividad que el satélite Centenario: proporcionar servicios móviles de voz, datos y video para personas, vehículos terrestres, aeronaves y buques.

No es la primera vez que esto pasa, el satelite desarrollado por la UNAM de nombre UNAMSAT-1, el cual fue concluido en 1993 en Ciudad Universitaria y se intentó poner en órbita en 1995 desde una base rusa. Sin embargo este explotó por lo que se emprendió un segundo proyecto, el UNAMSAT-B que fue lanzado al espacio exitosamente en 1995 aunque dos años después tuvo problemas con el suministro de energía y se dio por perdido.

Conoce nuestra app en facebook