Después de las infundadas y nauseabundas criticas y comentarios de “periodistas” y “fanáticos” argentinos sobre la actuación de Lio Messi, considerado por la organización el mejor jugador de la Copa América Chile 2015 y que no quiso recibir, un verdadero hincha argentino le escribió la siguiente carta:

Messi, andate a Europa

Lionel, con todo el respeto del mundo y aún sin conocerte en profundidad te pido que dejes este país y regreses cuanto antes a Europa. Así como leiste. Tu vida está allá, tus problemas no son los nuestros. Por eso pretendo que suspendas ya mismo tus vacaciones en Rosario y te tomes el primer vuelo a Barcelona. Haceme caso, armá la valija, que Antonella abrigue a Thiago y váyanse los tres, escuchando música en un taxi, rumbo al Aeropuerto. En silencio y sin enterrar a nadie, como nos acostumbraste durante tanto tiempo. En Argentina no hay lugar para los respetuosos.

messi_copa-america2

Tengo miedo que tarde o temprano te termines dando cuenta que nunca te merecimos. Por esa razón deseo que te vayas. No es justo que sigas destilando frescura y humildad en la tierra de la arrogancia y la vanidad. No quiero correr el riesgo que el día de mañana prendas la tele y veas a tipos de saco y corbata juzgando hasta la forma de tomar de la mano a tu señora. Me preocupa que por error termines observando como te tildan de cagón personajes que lo más valiente que hicieron fue devolver una hamburguesa en McDonald’s porque le faltaba ketchup. No quiero que escuches a los que todavía sostienen que tuviste un pobre Mundial ni que a la larga te sientas culpable por no haber hecho un gol con la mano cuatro años después de perder una guerra.

Lionel, andate a Europa. Que nunca te enteres que en Venezuela se tiran de la platea para abrazarte pero que acá te condenamos por no cantar el himno o por perder una final del Mundo en tiempo suplementario ante un equipo que venía de hacerle siete a Brasil. Que nadie te cuente que en este país se juzga la cantidad de dinero que donaste al Centro Oncológico del Garrahan mientras vemos a un chico haciendo malabares en un semáforo y trabamos las puertas del auto. Ojala no te compres ningún diario y evites leer a esos genios de la pluma que advierten que para el próximo mundial vas a estar de vuelta y lleno de lesiones, con lo cual jamás seras el mejor jugador de la historia.

Acá somos soberbios, impertinentes, mal agradecidos. En esta tierra no valoramos lo que nos diste y te exigimos a vos lo que no nos animamos a exigirle a los gobernantes. Lionel, nos faltan los huevos que te sobran a vos que viniste a poner la cara para un país que te dio la espalda cuando dabas tus primeros pasos. Por eso quiero que te vayas. Para cuidarte. Para resguardarte. Para no exponerte a que nos termines odiando. Para que la vorágine no te lleve a contestar y así pierdas tu esencia. Para que no seas el culpable de la inseguridad, de los precios altos y de que no puedan ir los hinchas visitantes los domingos a las canchas.

Estoy convencido que los que aún dudan de tu valentía, con el tiempo comprenderán que no era tan sencillo hacer las cosas que vos hiciste dentro y fuera de la cancha. Gracias por el respeto, por las lágrimas, por las gambetas, por el amor a la camiseta y por la invitación a soñar.

Cuando seamos capaces de cambiar, de madurar y de respetar te esperamos en tu país.

Pablo Carrozza

Conoce nuestra app en facebook