Volkswagen reveló hoy que halló lecturas deficientes sobre emisiones en coches con motor a gasolina, expandiendo el escándalo que se había centrado solamente en los motores diésel.

La firma señaló que una prueba interna demostró que 800 mil autos tienen “inconsistencias inexplicables” en relación con sus emisiones de dióxido de carbono.

Previamente, la automotriz había estimado que necesitaría llamar a revisión 11 millones de vehículos en todo el mundo (más de los vehículos que vendió el año pasado).

Volkswagen-escandal

La compañía dijo que el nuevo hallazgo podría sumar al menos 2 mil millones de euros a los 6.7 mil millones que había asignado para reparar los vehículos afectados, sin considerar los gastos en litigaciones, multas y compensaciones a los clientes.

La crisis, que surgió después de que Volkswagen admitiera en septiembre que durante años había alterado las pruebas de emisiones en Estados Unidos con un software ilegal, ha hecho caer más de un tercio el valor de la compañía y derivó en un cambio en la dirección de la empresa.

Lo revelado hoy agrega más presión al nuevo director ejecutivo de la compañía, Matthias Mueller, exdirector de Porsche, quien remplazó a Martin Winterkom. El consejo de VW adelantó que pronto se reunirá para discutir las consecuencias y alcances de este problema.

“VW nos está dejando sin palabras”, dijo Arndt Ellinghorst, un analista de Evercore ISI establecido en Londres.

Los ADR de VW cayeron 5.6 por ciento a 25.49 dólares al cierre de la bolsa de Nueva York. Han tenido caídas de 30 por ciento desde el 18 de septiembre, cuando los reguladores estadounidense señalaron que la compañía había admitido que mintió sobre las emisiones.

Los modelos afectados por la falla revelada hoy son el Polo, el Golf y el Passat, así como el A1 y el A3 Hatchback de Audi, dijo un vocero de Volkswagen por vía telefónica. Los modelos de otras marcas afectados son el Skoda Octavia, el Seat Ibiza y el Seat Leon.

Via: Bloomberg

Conoce nuestra app en facebook