La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) sancionó con 168 millones de pesos (8.9 mdd) a Volkswagen México por la comercialización de 45 mil 494 vehículos modelo 2016 sin haber obtenido el certificado de cumplimiento ambiental correspondiente.

La multa se centra en las actividades de importación y comercialización en territorio nacional de 45 mil 494 vehículos Audi, Bentley, Porsche, Seat y Volkswagen.

Se nuestro patrono!

.

En una inspección que la Profepa realizó en diciembre de 2015 a Volkswagen México para verificar que los vehículos automotores nuevos modelo 2016 contaran con el certificado de cumplimiento ambiental, la autoridad ambiental descubrió que la empresa importó y comercializó más de 45 mil autos sin contar con este documento.

La Norma Oficial Mexicana (NOM) 042 establece los límites máximos permisibles de emisión de hidrocarburos totales o no metano, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y partículas provenientes del escape de los vehículos automotores nuevos cuyo peso bruto vehicular no exceda los 3 mil 857 kilogramos, que usan gasolina, gas licuado de petróleo, gas natural y diésel, así como de las emisiones de hidrocarburos evaporativos provenientes del sistema de combustible de dichos vehículos.

La NOM 079 establece los límites máximos permisibles de emisión de ruido de los vehículos automotores nuevos en planta y su método de medición.

Al no contar con estas certificaciones, la Profepa impuso una sanción de 168 millones 91 mil 334 pesos a la empresa, cuyo monto se estableció a partir de los criterios que dicta la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), basándose sobre tema de capacidad económica del infractor, beneficio económico que obtiene la compañía infractora, gravedad de las infracciones y la intencionalidad de su actuación.

La Propefa señaló que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en colaboración con el Instituto Mexicano del Petróleo realiza actualmente investigaciones para determinar si el desempeño ambiental de los vehículos a diésel en circulación que Volkswagen México comercializó en el país entre 2009 y 2015 puso ser afectado por el uso de software no declarado ni autorizado.

Conoce nuestra app en facebook