Autoridades de Tamaulipas reconocieron hoy que no rescataron al jugador internacional de futbol Alan Pulido Izaguirre, sino que el propio deportista hizo “una llamada telefónica al 066 para ubicarlo”.

“Poco antes de la medianoche del domingo 29 de mayo se logró rescatar sano y salvo al futbolista profesional Alan Pulido”, precisó un comunicado del Grupo de Coordinación Tamaulipas la noche del domingo.

Se nuestro patrono!

.

Sin embargo, la mañana de hoy lunes el Procurador Ismael Quintanilla Acosta ofreció una rueda de prensa para confirmar que el jugador escapó de sus captores, que lo mantenían en una casa de seguridad.

Horas antes, el propio jugador contó a los policías que en un descuido golpeó a uno de los pistoleros que lo vigilaba en una habitación. Acto seguido le quitó la pistola y le disparó. Luego quebró los vidrios de una ventana, lo que provocó que el segundo pistolero escapara. Posteriormente llamó a las autoridades.

Al llegar las fuerzas federales y estatales para “rescatarlo”, Pulido Izaguirre fue llevado a las instalaciones de Seguridad Pública donde fue atendido de los golpes que le propinaron sus captores.

El semblante del jugador del Olympiacos emanaba tristeza y miedo. Su estancia en el lugar fue aprovechada por el gobernador Egidio Torre Cantú para tomarse la foto con él y felicitar a las fuerzas federales y estatales por el “exitoso operativo”.

Alan Pulido dijo en un breve comentario a los medios que se encontraba “bien gracias a Dios”. Las autoridades anunciaron que hoy ofrecerán más detalles del rescate.

Horas antes, el grupo criminal autodenominado “Zetas Vieja Escuelas” colgó al menos una manta y difundió un comunicado a través de redes sociales que señalaba que efectivos de la Policía Estatal protegieron a los miembros del Cartel del Noreste (CDN) que secuestraron al futbolista.

“Ustedes putos Estatales que sepan todos que ayer en el secuestro del futbolista le cubrieron la retirada al Tiki Tiki”, precisó un texto.

El “Tiki Tiki” es uno de los líderes del CDN en Ciudad Victoria. El principal capo de ese grupo es identificado por las autoridades militares como Juan Francisco Treviño, alias “Kiko Treviño”, sobrino de Miguel Ángel Treviño Morales, “Z40”, actualmente preso en Almoloya.

La versión que difunden los Zetas Vieja Escuela y su aliado Grupo Bravo coincide con la manera como han operado los grupos criminales cuando realizan eventos de alto impacto, en los cuales involucran a los policías que tienen en su nómina para que protejan su retirada.

El secuestro del futbolista internacional ocurrió al filo de las 23:30 horas del sábado cuando él y su novia Iliana Salas abandonaron la fiesta que se realizaba en la zona de palapas del Parque Ecológico Los Troncones, según las autoridades.

En una zona aledaña al parque fueron interceptados por al menos dos vehículos con hombres armados que se cubrían el rostro. Los pistoleros se llevaron al delantero del equipo griego Olympiacos y su auto BMW. Bajaron a la mujer, quien minutos después alertó a las autoridades del plagio llamando a un número de emergencia.

La zona donde fue secuestrado el jugador internacional de futbol Alan Pulido es una “madriguera de Zetas, donde se han localizado narco fosas y casas de seguridad”, según una fuente de la Procuraduría estatal.

Durante todo el domingo cientos de efectivos de la policía estatales, miembros del Ejército mexicano y de la policía federal mantuvieron un gran operativo en la zona, mientras un helicóptero sobrevoló Ciudad Victoria y la Carretera Interejidal.

A lo largo del operativo, efectivos policiales comenzaron a “reventar” casas de seguridad en distintos puntos de la capital de Tamaulipas para intentar localizar al jugador.

Via: APRO

Conoce nuestra app en facebook