En la develación de placa de las 150 representaciones de El Joven Frankenstein la noche del sábado en el Teatro Aldama, Chabelo dijo con su característica voz: “Este… No ya no voy a hablar así”. Todos respondieron con que siguiera y entonces se escuchó un “No quiero” pero ya en voz de Xavier López.

Poco antes que el productor Alejandro Gou lo anunciara para develar la placa, Xavier López se levantó de su asiento y caminó entre las siempre dificultosas filas de asientos hasta acercarse al escenario. 

Se nuestro patrono!

.

Antes que dijera nada, se apagaron las luces y a través de un video homenajearon al actor. Recordaron que nació en Chicago. Que a los 18 años fue reclutado por el ejército estadounidense y que estuvo a punto de partir a la Guerra de Corea pero ésta se acabó antes. Que estudió medicina en México y cuatro años trabajó en un consultorio. Y que fue en Carrusel el Musical cuando Xavier López y Chabelo unieron sus vidas para siempre. 

Apareció en la pantalla la caricatura de Chabelo con la canción “La maestra me dio un beso en la salida” y sin ponerse de acuerdo más que en sentir la misma nostalgia, el público soltó un suspiro que se escuchó en toda la sala. 

“Todo lo que comienza tiene qué terminar, ¿qué será de la televisión mexicana sin ese niño, qué veremos en un futuro?” Cuestionó el narrador del video y llamó a descubrir lo que había en la catafixia número uno, y para sorpresa de todos fue la voz de Alberto Aguilera la que respondió

“¡El adulto que nunca dejó de ser niño, el amigo de todos los niños, El Niño más grandote, Xavier López Chabelo!” Tras una pausa llena de aplausos fue cuando Chabelo habló con cierta nostalgia también y dijo que ya no hablaría así. Al cambiar su voz y ser Xavier de nuevo, expresó.

“Quiero agradecer en verdad muy sinceramente y en todo lo que vale el que me hayan invitado el día de hoy esta extraordinaria compañía de grandes actores, muchas muchas felicidades a todos y a cada uno de ustedes, felicidades, y pido un aplauso para esta compañía además que me ha hecho el honor de invitarme a develar la placa”.

“Si no fuera por ustedes no se cumplirían esas representaciones así que s nombre de todos y cada uno de ustedes de todo corazón muchísimas, muchísimas gracias”.

El evento terminó cerca de la media noche.

Janet Mérida para El Universal

Conoce nuestra app en facebook