Ayer nos llevamos una gran sorpresa al enterarnos que el día de hoy el empresario Donald Trump visitaría México aceptando una invitación del presidente Enrique Peña Nieto.

Aun ante la infinita imbecilidad de Peña Nieto, mi mente no logra entender como es que decidió invitarlo, cual es la estrategia, cual fue la discusión entre su grupo de asesores. Esta invitación es un triunfo para Trump, una gran ayuda que recibe de Peña.

Aun si existiera un acuerdo previo para anunciar algún cambio de discurso o de que no quiere construir el muro en especifico, se trataría de una ayuda para impulsar su campaña, algo que es sin lugar a duda inaceptable.

Quedara para la historia, que el día de ayer, Enrique Peña Nieto le dio la bienvenida a Donald Trump en nombre del pueblo de México.

Conoce nuestra app en facebook