Tras ser diagnosticado con el síndrome mielodisplásico en 2010, el actor Gonzalo Vega murió ayer, en paz y en compañía de sus hijos, los actores Zuria, Marimar y Gonzalo, así como su esposa Andrea.

Así lo confirmó un comunicado de prensa de la agencia Jerry ML, que maneja la carrera de Zuria Vega.

“Con profunda tristeza les informamos del fallecimiento de nuestro querido Gonzalo Vega, quien nos dejó este lunes 10 de octubre después de una valiente lucha de muchos años contra el síndrome mielodisplásico que padecía.

“Recordaremos siempre a Gonzalo como un ser excepcional que dedicó su vida a entretener a los demás, a provocar risas y a mostrar su talento más allá de nuestras fronteras. Les pedimos a todos recordarlo así y respetar el profundo dolor de la familia”, señaló a nombre de la actriz, hija del actor.

El secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa expresó sus condolencias en la red social Twitter.

“En los escenarios teatrales, el cine y en la TV queda un vacío tras el deceso del primer actor Gonzalo Vega. Mis condolencias a sus deudos.”

Lo mismo sucedió con el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) y la Asociación Nacional de Intérpretes (Andi) en la misma red social, mientras que las cuentas oficiales de sus hijas y de la actriz con quien compartió su último largometraje, Nosotros los nobles, Karla Souza, se mantuvieron, hasta el cierre de esta edición, sin referirse al asunto.

gonzalo-vega

Luis Gerardo Méndez, quien también participó en dicho filme sí expresó su sentir en la red social.

“Se despide un gran actor, pero sobre todo un padre extraordinario, un compañero generoso y un guerrero. Gracias por todo Gonzalo Vega”, escribió.

Como lo publicó Excélsior en 2010, Gonzalo Vega terminó con las especulaciones acerca de su mal estado de salud al confirmar su enfermedad, un tipo de cáncer que le provocó un aumento elevado de glóbulos blancos en la médula ósea, traducidos en una falta de plaquetas, importantes para la coagulación sanguínea.

Así lo dijo entonces, tras develar la placa conmemorativa por 100 representaciones de la obra de teatro No sé si cortarme las venas o dejármelas largas, de Manolo Caro, que protagonizaron sus hijas Marimar y Zuria Vega.

Entonces, precisó que fue en Houston donde le diagnosticaron el grado en el que se encontraba su enfermedad.

“He estado enfermo, he tenido una preleucemia, estamos luchando contra ella toda la familia. Creo que voy a estar bien, estoy poniendo toda la fe que tengo en mí mismo para salir adelante.

“En este tipo de enfermedades no hay  que perder la fe en ti mismo, eso es importante y el apoyo de la familia es fundamental”, dijo el protagonista de la obra La señora presidenta.

Desde ese momento, sus hijas expresaron su cariño y respaldo al actor de por lo menos 47 largometrajes y hasta 19 producciones televisivas, sin contar los cortos.

“Siempre he sabido que tengo un papá guerrero. Es una piedra en el camino que vamos a pasar e independientemente de eso, estoy contenta de tener a mi familia aquí y uno nunca sabe si esto se va a repetir. Son muchos sentimientos encontrados. Me siento muy orgullosa de ser su hija”, explicó Zuria ese día.

Dos años después, en 2012, Gonzalo Vega celebró los 20 años de interpretar el monólogo La señora presidenta, que volvió a temporada en el Teatro Blanquita.

Fue entonces cuando aclaró que el diagnóstico médico por parte del hospital MD Anderson Center, leucemia aguda terminal, era erróneo y que tenía el síndrome mielodisplásico que presenta “baja en el conteo de la hemoglobina, de las defensas y, sobre todo, de las plaquetas”.

“Cuando me repitieron en México los estudios descubrieron que nunca tuve cáncer ni leucemia, sino este síndrome, pero no tengo células cancerígenas, estoy muy controlado. Ahora ya trabajo y la enfermedad me enseñó a apreciar los dones de la vida cotidiana. Creo que duraré por muchos años, estoy entero”, señaló a Excélsior hace cuatro años.

Ayer, a 50 días de su cumpleaños 70, perdió la batalla contra la enfermedad tras una serie de quimioterapias que lo debilitaron.

ACTOR DE PRIMERA

Se desempeñó en cine, teatro y televisión junto a directores como Gary Alazraki, quien lo dirigió en su última cinta Nosotros los nobles (2013) y otros de reconocido renombre como Arturo Ripstein, Luis Alcoriza, Felipe Cazals y Alejandro Galindo, entre otros. Otro de sus logros fue que por más de 20 años mantuvo en cartelera la puesta La señora presidenta, además de las representaciones de la obra de José Zorrilla, Don Juan Tenorio.

Vega nació en la Ciudad de México el 29 de noviembre de 1946, fue hijo de padre español y madre mexicana; en su adolescencia estudió Filosofía y Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pero declinó porque se dio cuenta de que su verdadera pasión era la actuación.

Inició su carrera actoral en 1968, cuando debutó en la obra La ronda de la hechizada, escrita por el dramaturgo Hugo Argüelles, un año más tarde incursionó en el cine con Las pirañas aman en Cuaresma y en 1986, protagonizó junto a Diana Bracho la telenovela Cuna de lobos.

Entre sus trabajos  en cine se encuentran The Boy Who Smells Like FishA través del silencioDaniel y AnaLa treguaLas caras de la lunaAmbición mortalUna maestra con ángelAl otro lado del túnel y Lo que importa es vivir.

Además de Ya nunca másLos renglones torcidos de Dios, Las apariencias engañanRetrato de una mujer casadaLa seducciónEl color de nuestra pielLas PoquianchisMás allá de la violencia, y Los recuerdos del porvenir.

En televisión tuvo papeles en producciones como Tengo todo excepto a tiLa herederaLa vida en el espejoAlondraTenías que ser túEn carne propiaLas grandes aguasCuna de lobosMuchachitaLa traiciónMañana es primaveraLa divina SarahAñoranza y Mundo de juguete.

DEL ACTOR

Gonzalo Vega

  • Nació el 29 de noviembre de 1946 en la Ciudad de México.
  • Hijo de padre español y madre mexicana.
  • Abandonó los estudios de Filosofía y Letras en la UNAM por la actuación.
  • En 1968 debutó como actor en la obra La ronda de la hechizada, de Hugo Argüelles.
  • En cine lo hizo en 1969 con Las pirañas aman en cuaresma.
  • En 1986 protagonizó, junto a Diana Bracho, la telenovela Cuna de lobos.
  • En 2010 se retiró por una enfermedad (preleucemia).
  • En 2012 mejoró y actuó en Nosotros los Nobles, dirigida por Gary Alazraki.
  • Padre de las actrices Zuria y Marimar Vega.
  • Representó la obra La señora presidenta por más de 23 años.
  • Ganó dos Premios Ariel, uno como Mejor Coactuación Masculina por El lugar sin límites (1978), de Arturo Ripstein, y por Mejor Actuación Masculina en Lo que importa es vivir (1987), de Luis Alcoriza.

EN FILMES

Algunas de sus películas:

  • Las pirañas aman en cuaresma (1969).
  • Más allá de la violencia (1971).
  • Hoy he soñado con Dios (1972).
  • Ante el cadáver de un líder (1974).
  • Las Poquianchis (1976).
  • Cumbres Borrascosas (1979).
  • El color de nuestra piel (1981).
  • Víctima de la seducción (1981).
  • Retrato de una mujer casada (1982).
  • Los renglones torcidos de Dios (1983).
  • Nocaut (1984).
  • Ya nunca más (1984).
  • Terror y encajes negros (1985).
  • La tregua (2003).
  • Daniel y Ana (2009).

Lo recuerdan con cariño

El productor de Nosotros los nobles, Leonardo Zimbrón, expresó en entrevista con Excélsior su dolor.

“Me duele la noticia, tengo la voz todavía quebrada. No tengo mis ideas en orden porque me entristece perder a un actor de ese tamaño. El cine, la televisión y el teatro nacionales se quedan con un hueco enorme. Uno de los mejores actores de todos los tiempos. Pocos como Gonzalo.

“En el set era un hombre entregado, un talento como pocos. Tenía un gran cariño por la labor, por el cine y por su trabajo… puedo decir que Nosotros los Nobles no pudo haber sido de otra forma… no serían los Nobles sin Gonzalo Vega. No hubo alguien más en nuestra mente, siempre fue él”, señaló vía telefónica.

Patricia Reyes Spíndola, quien trabajó con él en Las Poquianchis, lo recordó con tristeza.

“Tenía mucho de no verlo. Sabía que estaba enfermo, por eso les mando un abrazo muy fuerte a su esposa y sus hijas. A todos nos cayó de sorpresa. Esta leyenda urbana que los actores se van de tres en tres parece real. De una semana para acá se fue Mario Almada, Martha Roth y ahora él. Arriba ya tienen un buen reparto”.

Alejandro Camacho trabajó con Vega en Cuna de lobos. “Más que a un compañero, perdí a un amigo querido. Un artista de primer orden. Una estrella del cine, teatro y televisión. Fue un hombre con mucho sentido del humor. Hablábamos siempre de la muerte, la veía como una situación bella, no terrible, eso por lo menos me reconforta, porque se fue en paz con él mismo, disfrutó la vida”.

Adriana Louvier, amiga de la familia y quien trabajó con él en Tengo todo excepto a ti, se mostró consternada. “Soy amiga de la familia desde hace años y me duele en el alma la partida de Gonzalo, pero también sé el amor inmenso que la familia y todos le teníamos y sé que se fue rodeado de amor”.

Para saber

Los síndromes mielodisplásicos son enfermedades en las cuales la médula ósea no funciona normalmente y no se producen suficientes glóbulos rojos
normales. Ocurren con mayor frecuencia en personas mayores, pero también pueden ocurrir en
los jóvenes.

Via: Excelsior

Conoce nuestra app en facebook