Yo, como cualquier víctima de la violencia, exijo que no se resuelvan los casos de Ana Gabriela y María, que las traten tan mal como nos han tratado a miles de personas y que las dejen así, pasmadas, en la impotencia.

Alvaro Cueva
Imbécil y payolero extraordinaire

Conoce nuestra app en facebook